INE define formatos innovadores para debates presidenciales de 2024

Ciudad de México, 08 de diciembre de 2023.- En un paso significativo hacia las elecciones presidenciales de 2024, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) ha aprobado los formatos para los tres debates entre los candidatos a la Presidencia de la República. Estos formatos, diseñados para promover un intercambio dinámico y equitativo de ideas, incluyen una novedosa sección «cara a cara» o de preguntas cruzadas, lo que promete debates más interactivos y directos.

Los debates están programados para realizarse los domingos 7 y 28 de abril, así como el 19 de mayo de 2024, a las 20 horas. Según Carla Humphrey, presidenta de la Comisión Temporal de Debates, los nuevos mecanismos buscan asegurar que la pluralidad de candidaturas no sea un obstáculo para lograr debates atractivos y justos. Se hace énfasis en la improvisación y espontaneidad, alejándose de guiones preestablecidos.

El formato A incorporará una «bolsa de tiempo» con preguntas ciudadanas obtenidas de redes sociales, dando a cada candidato de tres a cinco minutos para exponer sus ideas. Las intervenciones individuales se limitarán a un minuto y medio, generando preocupaciones entre algunos partidistas sobre el margen para réplicas adecuadas.

En el formato B, se dividirá en cuatro segmentos con dos bloques, incluyendo preguntas formuladas directamente por ciudadanos presentes en el lugar del debate. Aquí, el moderador facilitará el intercambio entre los candidatos.

El formato C, a diferencia de los anteriores, no contará con participación ciudadana pero sí ofrecerá un espacio para preguntas cruzadas entre los candidatos sobre temas específicos. Si solo hay tres candidatos, cada uno tendrá la oportunidad de hacer preguntas de 30 segundos a los otros, seguidas de respuestas de hasta 90 segundos y espacio para réplicas.

Humphrey destacó que en los formatos A y B, los moderadores tendrán un papel activo, pero no protagónico, limitándose a guiar las preguntas ciudadanas y contribuir con interrogantes propias para encauzar la discusión. En el formato C, se espera que dos o tres moderadores promuevan la fluidez del debate.

Se hará una selección regionalizada de preguntas de redes sociales y directas, representando diversas zonas del país como el norte, Bajío, costa oeste, centro y sureste.

Los temas de cada debate serán conocidos de antemano por los candidatos, aunque las preguntas ciudadanas permanecerán desconocidas hasta el momento del debate. Los consejeros del INE resaltaron la importancia de la innovación y la regionalización tanto de las preguntas como de los moderadores.

Además, se acordó que los debates serán transmitidos en centros de detención preventiva, permitiendo a las personas privadas de la libertad con derecho a votar seguir los debates.

Los formatos propuestos podrán ser modificados tras ser presentados a los representantes de los candidatos, en un esfuerzo por garantizar la adaptabilidad y la inclusión de todas las voces en el proceso electoral. Este anuncio marca un hito en la organización de debates electorales en México, buscando fomentar una participación más activa y significativa de los candidatos y la ciudadanía en el proceso democrático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *